Tienes un navegador web muy anticuado. Es posible que el sitio web no funcione correctamente.

Haz tu pedido hoy y el envío será mañana
Envío gratis a partir de 75 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Nuestros clientes nos califican con 5 estrellas

Tojiro Atelier: cuchillos japoneses hechos a mano, un tesoro para cada chef

Los cuchillos Tojiro Atelier son cuchillos de cocina japoneses hechos a mano. Esta colección de cuchillos tiene todo lo que puedes necesitar en la cocina. Los cuchillos se fabrican con 63 capas de acero damasco forjado a mano, un proceso que requiere un trabajo impresionante y que hace que cada cuchillo sea único. La selección del damasco forjado a mano se traduce en una calidad y una durabilidad excepcionales. Esta serie se compone de un cuchillo santoku, un nakiri, un cuchillo de chef, un bunka y pequeños cuchillos, disponibles en diferentes longitudes para satisfacer las demandas de los clientes.

Leer más
5 productos

Características de Tojiro Atelier

Tojiro Atelier: hoja

Los cuchillos de cocina Tojiro Atelier presentan hojas compuestas por 63 capas de acero damasco forjado a mano. El núcleo es de acero VG10, con 31 capas de acero damasco a cada lado. Esto garantiza una hoja fuerte y flexible que luce hermosa sin comprometer el rendimiento de corte. Debido a que estos cuchillos tienen más capas de acero damasco que la mayoría, los cuchillos de la colección Atelier tienen un patrón extra intrincado. Los cuchillos Tojiro Atelier están forjados a mano y acabados con la técnica "brut de forge" para resaltar la naturaleza única del proceso de forja y darle un color oscuro. Las hojas están templadas a 62 HRC, lo que da como resultado hojas afiladas como cuchillas que conservan su filo durante mucho tiempo.

Tojiro Atelier: mango

El mango y la virola son de madera de wengué, separados por un espaciador blanco. El mango tiene la forma octagonal tradicional japonesa. Esto lo convierte en un cuchillo simétrico, apto para diestros y zurdos. Esta forma del mango ofrece un agarre excelente, perfecto para cortar pescado, por ejemplo. La forma octogonal es más difícil de producir que las formas redondas, por lo que a menudo se ve en los cuchillos de mayor calidad.