Tienes un navegador web muy anticuado. Es posible que el sitio web no funcione correctamente.

Haz tu pedido hoy y el envío será mañana
Envío gratis a partir de 75 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Nuestros clientes nos califican con 5 estrellas

Mandolinas de Buyer: artesanía en tu cocina

Con una mandolina puedes cortar fácilmente fruta, verdura y otros ingredientes en rodajas uniformes. Se trata de una superficie de corte rectangular con soportes. Puedes colocar el ingrediente y con un simple movimiento hacia abajo lo cortarás en rodajas. Gracias a una mandolina puedes cortar rápidamente grandes cantidades de alimentos en rodajas uniformes. Son innovadores, fáciles de usar y mantener, resistentes y versátiles. Gracias a los numerosos accesorios que deBuyer ofrece, podrás completar tu conjunto.

Leer más
26 productos
Entrega rápida desde nuestro stock
Entrega gratuita a partir de 75 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Más de 16.000 productos
Entrega rápida desde nuestro stock
Entrega gratuita a partir de 75 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Más de 16.000 productos

Características de las mandolinas deBuyer: hojas intercambiables

La mandolina es un instrumento versátil que puede utilizarse para muchas tareas de corte gracias a sus hojas intercambiables. Con ellas, puedes decidir el grosor de tus ingredientes. Todo lo que tienes que hacer es seleccionar la hoja adecuada y puedes empezar a cortar. Como se sigue utilizando la misma hoja para el mismo ingrediente, siempre se obtienen rodajas uniformes, lo que es estupendo si es necesario para el plato final.

Trabajar con seguridad con una mandolina deBuyer

Puedes utilizar la mandolina deBuyer con total seguridad gracias a los prácticos pies antideslizantes, el deslizador de seguridad (también conocidos como "empujadores") y las asas. Así te aseguras de que las herramientas no empiecen a deslizarse y de que tus dedos no se acerquen a las hojas.

Mantenimiento de una mandolina deBuyer

El mantenimiento de una mandolina es relativamente sencillo porque las hojas y las distintas piezas se pueden desmontar fácilmente para limpiarlas individualmente. Aconsejamos utilizar agua tibia, detergente y una esponja suave. Es importante eliminar todos los restos de comida al limpiar la mandolina para asegurarse de que no quede nada que pueda dañarla. Por supuesto, este utensilio de cocina también puede oxidarse, así que asegúrate siempre de secarlo bien y guardarlo en un lugar seco.

Las hojas pueden desafilarse con el tiempo y con el uso, por lo que es necesario afilarlas periódicamente. También tienes que inspeccionar el empujador antes de usarlo para asegurarte de que no esté dañado, para que no te lesiones al usar la mandolina.