El uso de una mandolina

Ahorra tiempo y esfuerzo utilizando una mandolina. ¿Quieres saber cómo?

Vuelven las mandolinas por demanda popular. Este práctico utensilio de cocina que ya se utilizaba en la cocina de la abuela vuelve a estar totalmente de moda, ¡y no sin razón! Cortar con una mandolina es fácil, rápido y permite, con mucha suavidad, cortar grandes cantidades de fruta y verdura. A diferencia de un procesador de alimentos normal, las mandolinas son fáciles de limpiar.

¿Tienes curiosidad por las posibilidades?

Cortar con una mandolina en tres sencillos pasos:

1. Elige las hojas correctas

En primer lugar, es importante determinar las hojas que deseas utilizar. La elección de las hojas de corte adecuadas depende de la forma en la que se quiera cortar y, por supuesto, de las diferentes opciones que ofrece la mandolina. Con diferentes formas nos referimos, por ejemplo, al corte en tiras, en cubos o en "juliana".

2. Ajuste de la altura

Cuando se utiliza una mandolina, es importante ajustar la altura de corte correctamente. Esta altura determina el grosor en el que se corta la verdura o la fruta.

3. Corte

¿Está bien configurada la mandolina? Entonces es el momento de cortar. La mayoría de las mandolinas vienen con una "tapa de corte" especial. Se utiliza para mover la verdura en la mandolina y así poder cortar de forma rápida y segura. A continuación, se cortan rápidamente rodajas, cubos o tiras del mismo tamaño. Por ejemplo, para una deliciosa ensalada.

Ver todas las mandolinas

Temas relacionados
Envío
dhl
Métodos de pago
payment-visa
payment-mastercard
payment-paypal
payment-sofortueberweisung
ESEspaña