Tienes un navegador web muy anticuado. Es posible que el sitio web no funcione correctamente.

¿Has pedido antes de las 15:30? Enviado hoy
Envío gratis a partir de 50 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Nuestros clientes nos califican con 5 estrellas

¿Cómo se debe sablear?

¿Tienes algo que celebrar? ¿Como una boda o un cumpleaños? Ármate con un sable de champán. Abrir una botella de champán siempre resulta impresionante. Es, sin duda, la forma más festiva de abrir una botella de burbujas. ¿Quieres aprender a abrir una botella con uno de nuestros sables de champán (e impresionar a tus invitados)? ¡Nos encantaría ayudarte!

Paso a paso

En este tema te vamos a contar cómo sablear una botella de champán. Se hace únicamente en un par de sencillos pasos:

  1. Quita el papel de aluminio.
  2. Retira o afloja la jaula de alambre, colócala un poco más arriba de la botella y vuelve a apretarla.
  3. Encuentra la línea de soldadura.
  4. Coloca la botella en tu mano no dominante, con el pulgar en la base hueca de la botella. La botella se apoya en los otros cuatro dedos extendidos de tu mano.
  5. Sostén el sable de champán en tu mano dominante.
  6. Practica el movimiento que vas a realizar: sigue la línea de soldadura con el sable de champán. Detente en el labio de la botella.
  7. Completa el movimiento, no te detengas en el labio, sino que continúa.

A continuación, lo explicaremos con más detalle.

¿Qué es el sableado?

Cuando se sablea una botella de champán, se retira la parte superior de la botella (incluido el corcho). Como hay mucha presión en la botella, esta pieza sale disparada. La fuerza es tan alta que no hay astillas de vidrio que acaben en la bebida.

Una condición clave a la hora de sablear una botella de champán es que haya suficiente presión dentro de la botella. En el caso de una botella de champán, ésta es de 6 bares. El corcho realmente salta cuando lo sacas. Como una botella de prosecco tiene únicamente 3 bares de presión, no es adecuada para el sableado. Una botella de cava tiene suficiente presión dentro de la botella. Pero seamos sinceros, el sable es más impresionante si se utiliza una botella de champán.

Se utiliza un sable de champán para sablear una botella. Hoy en día existen diferentes modelos en el mercado. Hay sables pequeños y prácticos que se pueden llevar fácilmente. Pero lo más habitual es que un sable de champán sea una "espada" impresionante que pretende destacar. Mucha gente cuelga el sable de la pared o lo coloca en algún lugar como pieza decorativa cuando no se utiliza. Como el filo no está afilado, el sable no es peligroso.

Un sable champán simplemente tiene un aspecto increíble. Y la hoja es estupenda para los grabados. Por ello, no es de extrañar que sea un regalo popular para ocasiones especiales. ¿Quieres regalar un sable de champán de nuestra gama? ¡Nos encantaría grabarlo para ti!

Utiliza siempre una botella refrigerada a unos 6 ˚C. La botella está a la temperatura adecuada después de haber pasado al menos 3 horas en la nevera, o después de haber sido colocada en un cubo de hielo durante una hora. Cuando se sablea una botella de champán, es importante colocar la botella boca abajo en un cubo de hielo. Es decir, hay que asegurarse de que el cuello esté bien frío.

Asegúrate de estar en un lugar seguro. El corcho y un trozo de cuello saldrán disparados de la botella a gran velocidad. Por lo tanto, debes asegurarte de que nadie esté demasiado cerca. Por ello, te aconsejamos que saques una botella al exterior.

Ahora retira la lámina de la botella. El corcho suele estar reforzado con una jaula de alambre. Puedes optar por retirarla por completo, pero te recomendamos aflojarla, colocarla un poco más arriba en la botella y volver a apretarla. ¿Por qué? Lo más probable es que el corcho salga disparado de la botella cuando retires completamente la jaula de alambre. Lo cual es, por supuesto, algo que se quiere evitar. Sin embargo, es importante asegurarse de que la jaula de alambre esté situada en la parte superior del labio del vidrio. Quieres que el sable golpee el vidrio, no el alambre.

Cada botella está realzada con una línea de soldadura vertical que recorre el cuello de la botella. Este es el lugar donde se soldaron las dos mitades de la botella. Si eres diestro, coloca la botella en tu mano izquierda con la línea de soldadura hacia arriba (si eres zurdo, colócala en tu mano derecha). Coloca el pulgar en la base hueca de la botella (el alma). La botella se apoya en los otros cuatro dedos extendidos de la mano. Asegúrate de que la botella se encuentra cómodamente en tu mano en un ángulo de 30 a 40 grados mirando hacia arriba.

Mueve tu sable junto a la botella unas cuantas veces. Para acostumbrarte al movimiento, pero también para asegurarte de que lo sujetas de la forma correcta. También te permite ver si hay alguna protuberancia en la botella. Mueve el sable sobre la línea de soldadura hasta el borde elevado del labio.

Ahora es el momento de sablear la botella: repite el movimiento, pero ahora complétalo. No tienes que golpear demasiado fuerte, siempre que utilices un movimiento controlado y fluido. No te detengas cuando golpees el borde elevado, sino que continúa hasta que tu brazo esté completamente extendido.

Mantén la botella en un ángulo de 45 grados. Si la subes enseguida, hará aún más espuma. Esto significa que pierdes champán, ¡algo que quieres evitar!

Ahora es el momento de verter el champán. ¡Salud!