Tienes un navegador web muy anticuado. Es posible que el sitio web no funcione correctamente.

Haz tu pedido hoy y el envío será mañana
Envío gratis a partir de 75 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Nuestros clientes nos califican con 5 estrellas

Sazonar las sartenes de acero inoxidable, hierro fundido y chapa de acero

Sazonar las sartenes de hierro es una técnica milenaria que no sólo mejora su rendimiento culinario, sino que también alarga su vida útil. Tanto si eres un chef profesional como si eres un aficionado, si conoces el proceso de sazonado, descubrirás todo el potencial de tus sartenes de acero inoxidable, acero al carbono y hierro fundido. En esta guía, te explicaremos la mejor manera de sazonar tus sartenes. Con instrucciones paso a paso y consejos para cada tipo de sartén. Si dominas estas técnicas, crearás un revestimiento antiadherente natural que evitará la corrosión. Como resultado, podrás disfrutar cocinando con sartenes que durarán generaciones.

Sazonar una sartén de acero al carbono

Sazonar sartenes de acero al carbono creará una capa antiadherente natural, mejorando el sabor y dando como resultado una mejor retención del calor. También ayuda a prevenir la oxidación y mejora la longevidad de la sartén.

Cómo sazonar una sartén de acero al carbono:

  • Elimina la capa protectora. Algunas sartenes de chapa de acero, como las sartenes DeBuyer Mineral B, llevan de fábrica una fina capa de cera de abeja para evitar la corrosión. Tendrás que quitar esta capa antes de sazonar la sartén. Para ello, lava la sartén con agua tibia y un detergente suave. Aclara bien la sartén y sécala bien.
  • Aplica una fina capa de aceite. Elige un aceite con un punto de humo alto, como el de linaza, colza o uva. Cubre toda la superficie del interior de la sartén. Eso incluye los bordes.
  • Calentar la sartén: coloca la sartén en el quemador grande de una cocina a fuego medio-alto, o en un horno precalentado a una temperatura de unos 200°C. Deja calentar la sartén unos minutos para que el aceite se adhiera al metal (polimerización). Cuando el aceite empiece a humear, retirar la sartén del fuego.
  • Retira con cuidado el exceso de aceite. Espera a que la sartén se enfríe y utiliza una toalla de papel o un paño limpio para limpiar la sartén.
  • Repite la aplicación, calentando y retirando el exceso de aceite varias veces hasta que el fondo de la sartén se dore ligeramente. Normalmente, unas 5 veces es suficiente.
  • Espera a que la sartén se enfríe completamente antes de utilizarla o guardarla.
  • ¡Tu sartén de acero al carbono ya está sazonada y lista para usar!

¿Sazonar el exterior de una sartén de acero al carbono?

Sazonar el exterior de una sartén de acero al carbono no es técnicamente necesario para su rendimiento culinario, pero puede proporcionar una protección adicional contra la oxidación y mejorar el aspecto general. Sazonar el exterior de una sartén de acero al carbono es un proceso similar al de sazonar el interior:

  • Limpia el exterior de la sartén: utiliza agua tibia y un detergente suave para eliminar la suciedad de la sartén. Aclara bien la sartén y sécala bien. Aplica una fina capa de aceite en el exterior de la sartén. Elige un aceite con un punto de humo alto, como el de linaza, colza o uva.
  • Calentar la sartén: colocar la sartén boca abajo en un horno precalentado a unos 200°C. Deja calentar la sartén unos minutos para que el aceite se adhiera al metal (polimerización).
  • Limpia el exceso de aceite. Espera a que la sartén se enfríe y utiliza una toalla de papel o un paño limpio para limpiar la sartén.
  • Repite la aplicación, calentando y retirando el exceso de aceite varias veces hasta que el fondo de la sartén se dore ligeramente.
  • Espera a que la sartén se enfríe completamente antes de utilizarla o guardarla.

Sazonar el exterior de una sartén de acero al carbono se hace principalmente con fines estéticos y para proporcionar una capa adicional de protección contra la oxidación. Sin embargo, no es tan vital como sazonar el interior de la sartén.

Sazonar sartenes de acero inoxidable

Aunque el acero inoxidable es famoso por su durabilidad y su resistencia al óxido, al aderezar una sartén de acero inoxidable se pueden mejorar sus propiedades antiadherentes. Sazonar una sartén formará una capa protectora que evitará que los alimentos se peguen a la sartén y garantizará una distribución uniforme del calor. Sazonar una sartén de acero inoxidable funciona igual que sazonar una sartén de acero al carbono.

Cómo sazonar una sartén de acero inoxidable:

  • Limpia el exterior de la sartén: utiliza agua tibia y un detergente suave para eliminar la suciedad de la sartén. Aclara bien la sartén y sécala bien.
  • Elimina la capa protectora. Algunas sartenes de chapa de acero, como las sartenes DeBuyer Mineral B, llevan de fábrica una fina capa de cera de abeja para evitar la corrosión. Tendrás que quitar esta capa antes de sazonar la sartén. Para ello, lava la sartén con agua tibia y un detergente suave. Aclara bien la sartén y sécala bien.
  • Aplica una fina capa de aceite. Elige un aceite con un punto de humo alto, como el de linaza, colza o uva. Cubre toda la superficie del interior de la sartén. Eso incluye los bordes.
  • Calentar la sartén: coloca la sartén en el quemador grande de una cocina a fuego medio-alto, o en un horno precalentado a una temperatura de unos 200°C. Deja calentar la sartén unos minutos para que el aceite se adhiera al metal (polimerización). Cuando el aceite empiece a humear, retirar la sartén del fuego.
  • Retira con cuidado el exceso de aceite. Espera a que la sartén se enfríe y utiliza una toalla de papel o un paño limpio para limpiar la sartén.
  • Repite la aplicación, calentando y retirando el exceso de aceite varias veces hasta que el fondo de la sartén se dore ligeramente. Normalmente, unas 5 veces es suficiente.
  • Deja que la sartén se enfríe. * Espera a que la sartén se enfríe completamente antes de utilizarla o guardarla.
  • ¡Tu sartén de acero inoxidable ya está sazonada y lista para usar!

Más información sobre cómo limpiar una sartén de acero inoxidable aquí.

Sazonar sartenes de hierro fundido

Al igual que con otros tipos de sartenes, al sazonar sartenes de hierro fundido se creará una capa antiadherente natural que protege contra el óxido. La mayoría de las sartenes, y casi todas las sartenes de hierro fundido de este sitio web, están pre-sazonadas. Eso significa que estas sartenes han recibido un recubrimiento natural de fábrica para protegerlas contra el óxido y el polvo. Perfecto, ya que la sartén podría pasar algún tiempo en nuestro almacén. Sin embargo, sigue siendo beneficioso sazonar la sartén para conseguir un mejor recubrimiento antiadherente.

Cómo sazonar una sartén de hierro fundido:

Hay varias formas eficaces de sazonar una sartén de hierro fundido. Aquí tienes algunas opciones: ** En el horno: este método es popular y fácil. Aplica una fina capa de aceite en el interior y el exterior de la sartén. Introduce el recipiente en el horno precalentado a unos 200°C y cuécelo de 1 a 2 horas. Dejar enfriar en el horno. Repite este proceso varias veces para obtener el mejor resultado.

  • En el fogón: esta es una alternativa práctica si no tienes horno. Aplica una fina capa de aceite en el interior y el exterior de la sartén. Calienta la sartén a fuego medio y deja que el aceite se caliente y empiece a humear. Mueve la olla durante el proceso para que el aceite se distribuya uniformemente. Deja enfriar la sartén y repite el proceso varias veces.
  • Con una hoguera: la forma más divertida de sazonar una olla de hierro fundido es sobre el fuego. Limpia bien la olla y aplica una fina capa de aceite. Coloca la sartén en la parrilla sobre el fuego o en la barbacoa y deja que se caliente durante 20-30 minutos. Deja enfriar la sartén y repite el proceso varias veces. Independientemente del método que elijas, es importante aplicar una capa muy fina de aceite y asegurarte de que se distribuye uniformemente, cubriendo toda la superficie de la sartén. Cuando el aceite empiece a humear, retira la sartén del fuego. Repite el proceso de sazonado varias veces para crear una capa resistente. Recuerda tener cuidado al manipular sartenes calientes y tomar siempre las precauciones de seguridad necesarias. Si no vas a utilizar la sartén de hierro fundido durante un tiempo, te recomendamos que le apliques una capa de aceite. Puedes utilizar aceite de coco, aceite de girasol, Petromax Care and Seasoning Conditioner o el Lodge Seasoning Spray.

Consejo profesional:

También puedes sazonar la sartén al fuego. Cuanto mayor sea la fuente de calor, más uniforme será el resultado. Ten en cuenta que el fondo de la sartén puede ensuciarse un poco si haces esto.

Conclusión

Sazonar una sartén es un proceso transformador que puede mejorar significativamente el rendimiento y la durabilidad de la cocción. Siguiendo los pasos adecuados para sartenes de acero inoxidable, acero al carbono o hierro fundido, puede crear un revestimiento antiadherente natural, evitando la oxidación y permitiéndole disfrutar de todos sus platos favoritos durante años. Recuerda cuidar bien tus sartenes de temporada evitando los productos de limpieza agresivos y secarlas siempre adecuadamente para evitar problemas relacionados con la humedad. Con el mantenimiento y el aderezo adecuados, estas sartenes se convertirán en amadas compañeras de cocina, proporcionando toda una vida de deliciosas comidas y aventuras culinarias.