Tienes un navegador web muy anticuado. Es posible que el sitio web no funcione correctamente.

Haz tu pedido hoy y el envío será mañana
Envío gratis a partir de 75 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Nuestros clientes nos califican con 5 estrellas

WMF Classic Line: cuchillos de cocina con un diseño atemporal

La línea Classic de WMF consta de cuchillos de cocina fiables, según el diseño clásico alemán y a muy buen precio. Estos cuchillos no tienen virola forjada, como es habitual en los cuchillos de cocina de diseño alemán. El resultado son cuchillos agradablemente ligeros y, lo que es quizá más importante, a un precio competitivo. La línea Classic de WMF tiene un diseño atemporal, apto para todos los públicos.

Leer más
15 productos
Entrega rápida desde nuestro stock
Entrega gratuita a partir de 75 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Más de 15.000 productos

Características de la línea WMF Classic

WMF Classic Line tipo de acero

Las hojas están hechas de acero X50Cr15MoV. Suena complicado, pero este acero inoxidable es uno de los tipos de acero más utilizados para los cuchillos de cocina. Esto se debe a que es fácil de afilar, conserva bien su filo y tiene una excelente resistencia a la corrosión. WMF afila cada hoja con precisión láser. Cada cuchillo se mide individualmente con un láser, tras lo cual se determina el ángulo de afilado optimal. A continuación, un robot afila la hoja hasta alcanzar un afilado sin precedentes.

Mango WMF Classic Line

El mango está hecho de POM negro. Se trata de un tipo de plástico extremadamente duradero que puede soportar todas las sustancias y condiciones que pueden darse en una cocina. La hoja recorre todo el mango. Las cachas de POM están unidas a la hoja de forma tradicional, con dos remaches. De este modo, la suciedad no se acumula entre la hoja y el mango. ¡Muy higiénico! Los mangos de los cuchillos Classic Line no tienen cabezal metálico, pero sí una parte más gruesa del mango. Como resultado, los dedos no se topan accidentalmente con la hoja al cortar, y los cuchillos son agradablemente ligeros. ¿Qué más puede pedir un aficionado a la cocina?