Tienes un navegador web muy anticuado. Es posible que el sitio web no funcione correctamente.

¿Has pedido antes de las 15:30? Enviado hoy
Envío gratis a partir de 75 €
Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Nuestros clientes nos califican con 5 estrellas

¿Afilando tus cuchillos de cocina? Puedes hacerlo tú mismo.

¿Tus cuchillos de cocina necesitan un arreglo? ¿Quieres cortar tomates sin tener que preocuparte por tu hoja? ¿Cortar el pollo de un solo golpe? ¿Por qué no afilas tú mismo tus cuchillos? No es nada difícil, cualquiera puede hacerlo. Incluso después de afilar un par de veces, ya empezarás a ahorrar dinero y acabarás teniendo cuchillos muy afilados. ¿Quién no querría eso?

¿Rápido, fácil y afilado?

Cuando afiles tus cuchillos ten en cuenta que puedes hacer dos cosas. Por un lado, puedes afilarlos de forma rápida y sencilla, obteniendo un resultado razonablemente bueno. Perfecto cuando no tienes mucho tiempo o no estás de humor para convertirte en un experto. Por otro lado, puedes esforzarte por conseguir una hoja afilada como una navaja: puede que te cueste un poco más de tiempo y esfuerzo, pero acabarás teniendo una hoja mucho más afilada. Pronto incluso más afilada que cuando la sostuviste por primera vez. ¡La decisión es tuya!

Afila rápida y fácilmente tus propios cuchillos de cocina

Ah, ¿quieres afilar tus cuchillos sin complicaciones? ¡Genial! ¡Hagámoslo realidad! Con estos métodos de afilado que se adaptan a cualquier presupuesto llegarás muy lejos.

Chairas de cerámica y de diamante

La chaira elimina muy poco material, lo que hace que tu cuchillo sea aún más preciso. Además, con una chaira, también puedes afilar cuchillos de pan. Si usas un cuchillo con frecuencia, no cabe duda de que también puedes usar regularmente una chaira. Tu cuchillo permanecerá afilado y puedes posponer el 'afilado real' un poco más mediante piedras de afilar o máquinas de afilado.


Afiladores de cuchillos manuales y de arrastre

Los afiladores de cuchillos son dispositivos pequeños útiles con ruedas de cerámica que afilan los cuchillos. Los afiladores de cuchillos afilaran rápida y fácilmente tus cuchillos. Además de afilar tus cuchillos de cocina, también puedes utilizar esta herramienta para afilar tus cuchillos de mesa.


Afiladores eléctricos

La velocidad con la que se afilan los cuchillos se considera una gran ventaja de los afiladores eléctricos. En comparación con las piedras de afilar, apenas tendrás que limpiar después del afilado. Los afiladores eléctricos también son muy fáciles de usar. Se coloca el talón del cuchillo en la ranura y se realiza un movimiento de corte -sin aplicar presión- hasta llegar a la punta del cuchillo.


Para cuchillos de cocina extremadamente afilados

¿Aún no están lo suficientemente afilados para ti? ¿No te importa dedicar un poco más de esfuerzo y tiempo? ¡Perfecto! Tenemos los mejores métodos para que consigas exactamente lo que buscas. ¿De fábrica? Podemos hacerlo mejor.

Piedras de afilar & piedras de amolar

Sin embargo, los mejores resultados se obtienen si se utilizan las piedras de afilar "de toda la vida", también llamadas piedras de amolar. ¿Es fácil afilar con piedras de afilar? No. ¿Es difícil? En absoluto. Al principio puede costar un poco acostumbrarse, pero con algo de experiencia todo el mundo puede afilar sus cuchillos en una piedra de afilar. Más afilados que con cualquier otro método de afilado.


Sistemas de afilado

La principal ventaja de un sistema de afilado es que siempre tendrás el ángulo de afilado deseado. Si se afila con piedras de agua, por ejemplo, conseguir el ángulo correcto es siempre cuestión de probar y esperar lo mejor. Con un sistema de afilado, se puede ajustar con precisión el ángulo. De este modo, tus cuchillos estarán siempre tan afilados como la última vez que los afilaste.


Asentar

Al pulir la hoja se eliminan las rebabas y otras imperfecciones, lo que permite obtener cuchillos aún más afilados. La principal ventaja es que al pulir el cuchillo no se eliminan las partículas de metal, sino que simplemente se "alinea" el metal. De este modo, tu cuchillo se vuelve muy afilado sin perder nada de material.