¿Has pedido antes de las 15:30? Enviado hoy. Envío gratis a partir de 50 € Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Cuchillos de cocina &
utensilios de corte
Sartenes &
baterías de cocina
Afilado &
mantenimiento
Navajas &
multiherramientas
Linternas
& pilas
Prismáticos
& scopes
Al aire libre
& equipo
NovedadesOfertas
& descuentos

Afilado & Mantenimiento

Chairas de acero: para el acabado final

No puedes afilar cuchillos con una chaira cualquiera. Una chaira de acero sirve para poner en forma un cuchillo que está empezando a perder su filo. Las chairas de acero se usan a menudo para mantener el cuchillo en buen estado.

Una chaira de acero funciona mejor cuando se usa con tipos de acero suaves. En todo caso, la chaira debe ser más dura que el propio cuchillo. Hay chairas de acero y chairas de diamante o cerámica. Todas ellas están hechas para afilar tus cuchillos sin esfuerzo.

¿Para qué sirve una chaira de acero?

Es imprescindible, ya que tus cuchillos se irán desafilando a medida que los uses. Aparecerán ligeras rebabas en la hoja. Estas rebabas no se ven a simple vista, no se trata de "agujeros" en un cuchillo. Una chaira de acero, que debe ser siempre más dura que el cuchillo, devuelve estas rebabas a su posición inicial. Como resultado, tu cuchillo queda más afilado. Un cuchillo que haya perdido el filo por completo no se afilará con una chaira de acero. En ese caso, tendrás que usar una piedra de afilar o una chaira de diamante o cerámica.

¿Cómo se usa una chaira de acero?

Una chaira de acero debe ser siempre más larga que el cuchillo que quieras afilar. Por este motivo, las hay de muchos tamaños. La punta del cuchillo debe situarse en la punta de la chaira para "afilar" desde esa posición. La hoja debe estar de cara hacia ti. Asegúrate de usar un ángulo de afilado de 20 grados para los cuchillos europeos y un ángulo más cerrado (de hasta 15 grados) para los cuchillos asiáticos. Ahora tan solo tienes que desplazar la hoja el extremo de la chaira (manteniendo el ángulo). Repítelo por debajo de la chaira para afilar la otra cara del cuchillo.

¿Cómo puedes mantener una chaira de acero en buen estado?

Si las usas a diario, siempre puedes pasar los cuchillos sobre la chaira. Sin embargo, verás que el acero se oscurece. Por suerte, el acero se puede limpiar fácilmente con papel de cocina y unas gotas de aceite de oliva o de girasol. No olvides que las chairas de acero son susceptibles al desgaste, por lo que, pasado cierto tiempo, estas herramientas también deben reemplazarse.