¿Cómo se mantienen las piedras de afilar?

Las piedras de afilar necesitan ser lapeadas a tiempo. Al fin y al cabo, el mantenimiento es la clave para asegurarse de que tu piedra se mantiene en buen estado. Con el tiempo notarás el impacto que tienen tus cuchillos en tus piedras: se vuelven huecas en el centro. En ese momento es cuando hay que lapearlas.

Hay múltiples maneras de mantener tu piedra de afilar. Algunos recomiendan el papel de afilar, pero es mucho más rápido si se utiliza otra piedra de afilar o de aplanar. La clave es que el material que utilices sea más grueso que la piedra de afilar que quieras lapear. Esto significa: utiliza una piedra con un tamaño de grano inferior al de la piedra que necesitas lapear. Una placa de lapeado con polvo de lapeado especial también es estupenda. A continuación te explicamos cómo trabajar con estos diferentes productos.

Piedra de afilar con recubrimiento de diamante

Una piedra de afilar recubierta de diamante es perfecta para afilar piedras húmedas (no hechas de diamante). Y es que el diamante es más duro que cualquier otro producto de afilado que exista. Esto significa que una piedra de afilar con recubrimiento de diamante no se desgasta, incluso cuando se utiliza como piedra de lapear. Si utilizas una piedra sin recubrimiento de diamante, notarás que esta piedra empezará a perder sus granos, lo que básicamente significa que estás perdiendo el tiempo.

Piedra de aplanar

También hay piedras que se hicieron específicamente para aplanar las piedras de afilar. Este tipo de piedras suelen estar hechas de carburo o diamante (la capa superior). Además, a menudo se han mejorado con ranuras diagonales en la superficie. Esto para asegurarse de que las partículas de afilado eliminadas no se acumulen mientras se afila.

Ambas piedras deben utilizarse de forma similar. Se coloca la piedra que debe ser lapeada sobre su parte posterior en una superficie plana, de modo que el lado de afilado quede hacia arriba. Para comprobar si la piedra queda plana se marca la superficie añadiendo líneas horizontales y verticales. Después de algún tiempo, la piedra de afilar probablemente estará ligeramente hueca en el centro. Por lo tanto, las líneas de los lados desaparecerán antes cuando se aplane.

Después de marcar la piedra puedes añadirle un poco de agua. Lo mejor es que tengas un suministro constante de agua a mano. Después puedes empezar a lapear. Mueve la piedra de aplanado (o la piedra de afilar recubierta de diamante) en diagonal sobre la piedra de afilar. Al utilizar todas las esquinas como punto de partida y de llegada, te aseguras de aplanar toda la superficie.

Kit de nivelación

Una tercera opción para aplanar tu piedra de afilar es utilizar un kit de nivelación. Este kit se compone de una pieza redonda de vidrio con un molde de goma. Se pone un poco de agua en el cristal y un poco de polvo de lapeado, como el polvo de carburo de silicio u óxido de aluminio. Al girar la piedra de afilar sobre la mezcla, se obtienen los mismos resultados que cuando se utiliza una piedra para aplanar. Únicamente un poco de polvo para lapear servirá. Estos granos también se pueden utilizar fácilmente en combinación con las piedras de aplanado Naniwa.

Utilizando uno de los métodos mencionados con regularidad, prolongarás la vida de tus piedras de afilar. Para evitar que tu piedra tenga ese centro hueco. Y es que, en cada afilado, tu cuchillo dañará más la piedra y el afilado será mucho más difícil. Presta mucha atención a esto.

Además de los materiales para el mantenimiento de tu piedra de afilar, también disponemos de diferentes accesorios para las piedras de afilar. Piensa, por ejemplo, en los soportes para piedras de afilar, las limas y muchos más productos. ¡Descúbrelos aquí!

Temas relacionados
Envío
dhl
Métodos de pago
payment-visa
payment-mastercard
payment-paypal
payment-sofortueberweisung
ESEspaña