¿Cómo se afilan las navajas de afeitar?

La clásica navaja de afeitar ha regresado. Las peluquerías adornan las calles de la ciudad, pero también afeitarse uno mismo con una navaja de afeitar es increíblemente popular. ¡Lo entendemos perfectamente! Con una buena navaja de afeitar puedes afeitarte más suavemente que antes y crear las líneas más limpias. Sin embargo, hay una condición: tu cuchillo debe estar más que afilado.

Como cualquier cuchillo, una navaja de afeitar se desafila con el tiempo. Tienes que asegurarte de que no sea así. Al fin y al cabo, los cuchillos sin filo pueden dejarte heridas desagradables. Por ello, existen diferentes piedras de afilar y asentadores de cuero que puedes utilizar para mantener tu navaja de afeitar.

El asentador de cuero es la herramienta que utilizarás con más frecuencia. Debes afilar tu navaja de afeitar antes y después de cualquier afeitado, algunos incluso lo hacen entre un afeitado y otro. El afilado en piedras de afilar sólo se hará un par de veces al año porque no se quiere quitar demasiado material, y las navajas ya son bastante estrechas. Muchos de los que utilizan navajas de afeitar piden a un profesional el mantenimiento de su navaja. Sin embargo, entendemos que también puedes hacerlo tú mismo. Hay que tener en cuenta que la clave está en el afilado.

Lo más importante es tener en cuenta que necesitarás varios tamaños de grano (por tanto, varias piedras de afilar) para asegurarte de que acabes con una navaja afilada. Afeitarse con una navaja "relativamente afilada" no será una opción. Arrancarás los pelos en lugar de afeitarlos, lo que podría dejarte la piel irritada.

Empieza con un grano relativamente fino

Lo mejor es empezar con una piedra de afilar con un tamaño de grano de aproximadamente 1000. Después de todo, suponemos que si tu cuchillo no está tan desafilado no podrás utilizarla. En ese caso, tendrías que empezar con una piedra más gruesa. Sin embargo, esto significa que se elimina una gran cantidad de material que es algo que no se desea. Por lo tanto, asegúrate de evitar empezar con un tamaño de grano demasiado grueso.

Con la piedra 1000 se eliminan los pequeños daños producidos en el filo y se asegura que sea recto. Utiliza toda la longitud de la piedra de afilar mientras afilas y muévela en la dirección del lomo del cuchillo. Con la piedra 1000 ya tienes un cuchillo relativamente afilado. Si lo haces bien, sentirás que empieza a surgir una rebaba. Si es así, puedes continuar con la siguiente piedra.

Segunda fase: pulir una navaja

Durante la segunda fase se empieza a pulir la navaja. Lo ideal sería que fuera con una piedra 2000. Sin embargo, si no tienes este tipo de piedra o si no quieres gastar demasiado en varias piedras de afilar, puedes omitir la piedra 2000 y continuar con la piedra 4000. Sin embargo, esto significa que hay que afilar un poco más con esta piedra.

De todos modos: cuando llegues a este punto debes considerar que el filo de tu navaja de afeitar es una pieza de cristal increíblemente frágil. No debería entrar en contacto con nada más que con la piedra de afilar, el asentador de cuero y, posteriormente, con tu cara.

Después se completa el proceso de afilado con una piedra de afilar muy fina, aprox. grano 8000 a 16.000. Por supuesto, siempre puedes seguir con, por ejemplo, una piedra 30.000, si tienes una. Un consejo: utiliza las piedras naturales de Coticule, son perfectas para pulir las navajas de afeitar. Ten en cuenta que son planas. Completamente planas. Si tu piedra es solo un poco vacía, esto afectará mucho el resultado del afilado. Por eso también debes lapear regularmente tus piedras con una piedra de lapear especial. Si utilizas piedras de afilar con revestimiento de diamante, esto no es necesario porque estas piedras no tienen tendencia a desgastarse. Sin embargo, debido a que las piedras de afilar con revestimiento de diamante eliminan mucho material, y a que las navajas de afeitar rectas son bastante frágiles y estrechas, no recomendamos utilizar este tipo de piedras al afilar tu navaja.

Afilar tu navaja de afeitar

Después de haber pulido tu navaja, puedes afilarla. Utiliza una cinta de afilar en combinación con un compuesto asentador. Recomendamos el uso de un compuesto de cromo o de diamante para el afeitado de las navajas de afeitar. Utiliza ambos lados de la cinta de afilar. Tras las piedras de afilar puedes empezar utilizando el lado grueso de la cinta, sobre el que se extiende el compuesto asentador. Con él, se eliminan las últimas rebabas visibles.

Por último, utiliza el lado liso -sin compuesto- para el toque final. Recomendamos que lo hagas después de cada afeitado para asegurarse de que siempre utilizarás una navaja afilada (y segura). Al afilar el cuchillo, muévete siempre hacia su lomo, alejándote del filo. Así te aseguras de no cortar la cinta. Alterna ambos lados de la hoja mientras la afilas.

Precisión y paciencia son lo más importante

El afilado y la limpieza de una navaja de afeitar requiere algo de paciencia. Es importante hacerlo con mucha precisión y con una sola piedra de afilar no obtendrás el trabajo que deseas. Debido a que se utilizan diferentes piedras, un buen estropajo y un compuesto, es una tarea bastante costosa. Sin embargo, hay que decir que se puede disfrutar de estas piedras de por vida. Por ello, te daremos un par de consejos que pueden ayudarte en los próximos años.

Piedras de afilar recomendadas

Con el juego de piedras de afilar Shapton Glass Stone tendrás todos los tamaños de grano que puedas necesitar a la hora de afilar una navaja de afeitar. El juego contiene piedras de afilar con tamaños de grano 1000, 3000 y 8000, incluyendo un soporte para piedras de afilar. La ventaja de estas Piedras de Vidrio es que no se desgastan muy rápidamente y no necesitan ser lapeadas con frecuencia. Las piedras son "splash & go", lo que significa que sólo hay que añadir un poco de agua antes de empezar.

Una alternativa son las piedras Shapton Pro Stones. Estas son un poco más gruesas que las Glass Stones y, por lo tanto, pueden utilizarse durante más tiempo. Además, no se desgastan rápidamente y también son "splash & go". Lo mismo ocurre con las piedras Naniwa Professional Stones. Piedras de afilar japonesas muy duras, pero que se sienten más blandas que las piedras Shapton Pro Stones. Una excelente opción para afilar tu navaja de afeitar.

Al igual que Shapton Skerper también produce unas piedras de afilar muy completas, que te ayudarán durante todas las fases mientras afilas tu navaja de afeitar. El juego Skerper Professional contiene una piedra de 220 (si se pospone el afilado durante mucho tiempo), y una piedra de 1000, 2000 y 5000. Para la fase de pulido final también puedes adquirir una piedra individual de 8000 o 16.000.

También puedes utilizar las piedras de afilar naturales belgas de Ardennes Coticule, que ya hemos mencionado antes. Es la favorita de la "vieja escuela" entre los fanáticos de las navajas de afeitar. Estas piedras belgas dejan un acabado sorprendente y se han utilizado durante miles de años. Combínalas con una piedra de agua para obtener una mayor delicadeza. Las granulometrías de estas piedras son de aproximadamente 6000 y 8000, perfectas para ese sorprendente acabado. Si piensas en comprar estas piedras, consigue también la de 1000 y una de 3000/4000 para empezar.

Asentadores y compuestos recomendados

Para afilar la navaja de afeitar puedes utilizar una cinta de afeitar de cuero o los llamados asentadores de paletas: tiras de cuero unidas a un trozo de madera, para estabilizarla. En el mundo ideal, se utiliza un asentador de paleta con compuesto para el afeitado inmediatamente después de afilar la navaja de afeitar en las piedras y una cinta de afeitar de cuero (sin compuesto) cada vez antes de empezar a afeitarse. Sin embargo, también puedes utilizar ambos lados de una cinta y dejar la paleta.

Se utiliza el compuesto asentador para dar un poco más de "grano" al asentador o cuando se pule la navaja de afeitar. Skerper, por ejemplo, produce un conjunto de cuatro compuestos, de grueso a ultrafino. Puedes utilizar un compuesto durante muchos años.

Por último, hay diferentes productos que puedes utilizar para mantener tus piedras de afilar en buen estado. Si utilizas una piedra de afilar con revestimiento de diamante, puedes utilizarla perfectamente para este fin. Si no tienes este tipo de piedra, también puedes pensar en comprar una piedra especial para lapear.

Temas relacionados
Envío
dhl
Métodos de pago
payment-visa
payment-mastercard
payment-paypal
payment-sofortueberweisung
ESEspaña