Cómo: producir leña

Puedes partir trozos de madera más pequeños para producir leña. Para ello se necesita madera muerta y seca, ya que arderá mucho mejor que la madera fresca. Las siguientes técnicas también se utilizan sobre todo durante las excursiones o cuando se pasa el tiempo en el campamento. Al estar de viaje no necesitas grandes trozos de madera fresca. Necesitas piezas más pequeñas de madera seca. Consulta el siguiente artículo si quieres saber más sobre cómo partir piezas de madera más grandes.

Tipo de hacha: para partir los trozos de madera más pequeños para encender el fuego será útil un hacha de trekking o forestal. También puedes utilizar un hacha de mano, pero este tipo de hacha es un poco menos eficiente. El mango no es tan largo, lo que significa que puedes crear menos impulsos.

Hay un par de maneras de partir la madera de forma segura.

1: En un bloque de corte grande.

La primera es la forma más obvia de partir la madera con seguridad. Se utiliza el mismo bloque de madera con el que se parten los trozos de madera más grandes. Sin embargo, para las piezas de madera más pequeñas hay que ponerse de rodillas. Tienes que sentarte sobre las rodillas para asegurarte de que no te golpearás las piernas si fallas. Este es el caso si se parte la madera de pie y utilizando un hacha de viaje, forestal o de mano.

Coloca el trozo de madera en el extremo posterior del bloque para asegurarte de que el hacha acabe en el bloque si fallas. Arrodíllate ante el bloque. Sujeta el hacha con una mano y estira el brazo para asegurarte de que el borde del hacha sólo toque ligeramente el bloque de madera. Esta es la distancia correcta que necesitas para partir la madera. Nunca sostengas en la mano el trozo de madera que quieres partir. ¡Se han perdido muchos dedos de esta manera!

Si el hacha queda atrapada:

Si el hacha queda atrapada, puedes darle la vuelta a esta y al trozo de madera. Golpea la parte trasera del hacha sobre el bloque de corte y el trozo de madera se partirá sobre la cabeza del hacha. Coloca la mano sobre el bloque que quieres partir para asegurarte de que no se puede mover y golpea con la palma de la mano el extremo más alejado del mango. Mientras lo haces, inmediatamente agarra el mango. Después de esto, se separa lentamente el hacha de la madera. Debido a la forma de la cabeza, saldrá fácilmente.

Si los trozos de madera se han vuelto demasiado pequeños, te quedan dos opciones.

2: Deja fuera el bloque de corte

También es posible omitir el bloque de corte. Puedes colocar el trozo de madera sobre la hierba y partir la madera así. El problema es que un hacha se desafila rápidamente si el filo toca repetidamente el suelo. Hay una forma mejor: colocar un trozo de madera horizontalmente frente a ti y colocar el trozo de madera que deseas partir encima de él en ángulo. Deja que sobresalga ligeramente en relación con el bloque en el suelo. Estás de pie con los talones más allá de la madera para asegurarte de que no te golpees la pierna cuando falles. Golpea tu hacha en la madera para partirla.

3: Partir

Partir la leña es la manera más segura y práctica para encender un fuego cuando estás de viaje. Corta un árbol "muerto en pie", con un grosor de unos 15 cm. Siempre se corta un trozo de madera justo delante del nudo para asegurarse de que cada trozo de madera contenga un nudo. De esta manera será más fácil partir la leña.

El siguiente paso es buscar un tocón en el que se pueda partir la leña. No utilices una roca como base porque dañará rápidamente el filo de tu hacha. Coloca el trozo de madera cortado por la longitud, con el nudo orientado en la otra dirección. Retira siempre las ramas que sobresalen con la parte trasera de tu hacha. Los nudos son duros y pueden dañar tu filo. Coloca el hacha en la parte con el nudo, el filo tiene que sobresalir un par de milímetros. Así, el hacha no se atasca en la madera.

Coloca el pomo del mango en el bloque y levanta ligeramente el hacha y el trozo de madera. Golpea suavemente el hacha y el trozo de madera en la base para asegurarte de que el hacha se clava en el trozo de madera que quieres partir. Golpea un par de veces para comprobar que el hacha atraviese la madera. En cuanto el filo del hacha atraviese la madera, dejarás de golpear.

A continuación, gira la madera hacia la izquierda o hacia la derecha para dividirla más. ¡Nunca gires el mango! Concretamente, podría provocar la rotura del mango. Una vez que hayas partido la madera por la mitad, asegúrate de que la parte redonda quede hacia abajo. Es más fácil de sostener y también se dividirá más fácilmente. Repite este proceso hasta que la madera tenga el tamaño adecuado.

Temas relacionados
Envío
dhl
Métodos de pago
payment-visa
payment-mastercard
payment-paypal
payment-sofortueberweisung
ESEspaña