Haz tu pedido hoy y el envío será el lunes Envío gratis a partir de 50 € Devoluciones gratis en un plazo de 30 días
Cuchillos de cocina &
utensilios de corte
Sartenes &
baterías de cocina
Afilado &
mantenimiento
Navajas &
multiherramientas
Linternas
& pilas
Prismáticos
& scopes
Al aire libre
& equipo
NovedadesOfertas
& descuentos
PROMOCIÓN

Machetes

¡Hasta un 37% de descuento!

Navajas & Multiherramientas

Machetes, la herramienta más afilada en tus manos

Los machetes son herramientas intermedias entre un cuchillo grande y una espada de pequeño tamaño (en torno a 30-50 cm de largo). Los machetes se utilizan a menudo en la agricultura y, en particular, en los trópicos. 

Los machetes son ideales para abrirte paso entre la maleza o para cortar caña de azúcar. En primer lugar, es una herramienta que se usa habitualmente en todo el mundo.

El origen del machete

La palabra deriva de «macho», forma antigua de «mazo». Por tanto, se trata de una herramienta robusta. Partir un coco no debería ser ningún problema para un buen machete. La forma de los machetes puede variar. Depende del origen de cada tipo en concreto, entre otras cosas. Un Kukri es inicialmente un machete nepalí de forma curva, mientras que el Parang y el Golok indonesio tienen una hoja mucho más recta. Muchos guerreros usaban también un machete, ya que era la herramienta más afilada de la que disponían. Los machetes son cuchillos de la selva por excelencia, ya que con ellos puedes abrirte paso a tu alrededor.

El acero y el afilado de los machetes

El tipo de acero del que están hechos los machetes puede variar. En algunos casos, se utiliza un tipo de acero más barato para mantener el precio bajo y otras veces los materiales son de muy alta calidad. Un machete es siempre muy robusto y puede resistir un uso intensivo. Si se utiliza acero al carbono, no será resistente a la oxidación. No todos los machetes se entregan afilados como una cuchilla. Eso no es un problema normalmente, porque no se utilizan para pelar una manzana, sino para desbrozar. Obviamente, también se puede afilar un machete perfectamente con una piedra japonesa, pero se tarda bastante debido a la longitud de la superficie de corte.