Usar un yesquero

Cómo funciona: el Yesquero

Un yesquero, un encendedor de magnesio: como sea que lo llames, es increíblemente práctico cuando quieres encender un fuego. Un yesquero funciona en condiciones extremas y tiene una larga vida útil. Es cuestión de dominar la técnica, pero luego encender el fuego es un juego de niños.

Ya sea para hacer una hoguera, encender un fuego acogedor en la chimenea o utilizar la barbacoa: las chispas del yesquero lo encenderán. Solo necesitas tres cosas básicas: una sustancia inflamable (yesca), el yesquero y un cuchillo o rascador.

Cómo encender cualquier fuego

Los pasos básicos: encontrar una buena yesca para iniciar el fuego. Un buen ejemplo es la corteza de abedul, que es muy adecuada para utilizarla como yesca. Si no tienes esto a mano, asegúrate de llevar siempre mechas de yesca o polvo de yesca en tu mochila. Se trata de virutas de madera, con una gran parte de resina, que pueden utilizarse excepcionalmente como yesca.

A continuación, coloca el yesquero en un ángulo de 45 grados con respecto a tu yesca. De este modo, las chispas se dirigen automáticamente al combustible.

Prende el yesquero: coloca la rasqueta o tu cuchillo sobre el yesquero. Las rasquetas Firesteel funcionan mejor con un ángulo de 30 grados, una rasqueta Gerber Bear Grylls funciona mejor con un ángulo de 45 grados. Es cuestión de practicar para ver qué es lo que mejor te funciona.

Tanto el yesquero como la rasqueta (o el cuchillo) están ahora en la posición correcta para producir muchas chispas. Raspa la varilla con suficiente presión.

Consejo: detén el movimiento medio centímetro antes del final de la varilla, para evitar apagar la llama directamente.

También hay otra forma de crear una lluvia de chispas desde tu yesquero. También funciona, pero no tan bien. En realidad se hace exactamente lo mismo que está escrito arriba. La única diferencia es que no mueves el raspador a través del yesquero, sino que pasas el yesquero por debajo del raspador. Con este método, por favor mantén al menos una distancia de 1,5 cm de la yesca, para evitar un deslizamiento.

¿De dónde viene el yesquero?

Los primeros yesqueros se desarrollaron para el ejército sueco, para poder hacer fuego incluso en las condiciones más duras. La lluvia, el viento, la nieve y el granizo no deberían ser un problema. La varilla de magnesio resultó ser muy adecuada para este fin. Una varilla así también es muy duradera. El yesquero de nuestro surtido tiene 1.500 (Light My Fire Fire Steel Mini). Podemos concluir que el yesquero es un creador de fuego realmente estable, que garantiza muchas hogueras y barbacoas exitosas. Una vez que hayas dominado la técnica, te divertirás mucho con este pequeño, pero potente, generador de fuego.

Temas relacionados
Envío
dhl
Métodos de pago
payment-visa
payment-mastercard
payment-paypal
payment-sofortueberweisung
ESEspaña